Ree Kohl: “No me gustaría verme con setenta años, casi sin voz y haciendo el ridículo en escena”

La estación de la fama se escapa en ese “Lost Train” (2018) que Ree Kohl acaba de grabar. Ese artista barcelonés al que conozco como si se tratara de mi propia sombra sigue su viaje con esos colaboradores habituales que nunca le fallan, pero abandona en el pasado un alter ego que le ha estado persiguiendo desde hace demasiado tiempo: Syd Barretina. En el horizonte, incluso, se vislumbra un necesario ajuste de cuentas con su pasado durante los años noventa. Tiempo al tiempo, el hombre de los mil nombres, Jordi Ricol, sólo sabe crear aunque sabe que llegará el momento de bajarse de los escenarios para que lo recordemos en su apogeo. Dignidad ante todo.

Hacía tiempo que no grababas temas nuevos, por lo que existe cierta expectación ante lo que significa “Lost Train” (2018). ¿Cómo definirías musicalmente este álbum?

Es un paso hacia adelante respecto a mis anteriores discos. He trabajado mucho la instrumentación. Por ejemplo, en las mezclas de algunos temas, le he dado menos importancia a las guitarras y me he centrado en hacer muchos arreglos con pianos y orquestas. Ha sido muy importante la labor de Jordi Castells en los teclados. Quería conservar el sonido rockero que me caracteriza, pero con un punto de madurez, algo así como los Van Halen de Sammy Hagar. Ya sabes, nada de fiestas, mujeres y sólo madrugones para llevar los niños al colegio (risas). En cuanto a una definición del álbum es complicado dar una respuesta exacta, porque no se centra en un sólo estilo, sino que encontramos diferentes influencias. Por ejemplo, ‘Open your Eyes’ es un tema con sonido AOR en la onda de Asia mientras que otros, como ‘Be Strong’, beben del Rock británico de Supertramp o Elton John. Incluso ‘Looking for a Woman’ tira a Hard – Rock setentero como el de Deep Purple en la época de Coverdale y Hughes y ‘Blackstar Rising’ está en la onda de Judas Priest. Como puedes ver, hay un poco de todo.

Si estudiamos atentamente tu trayectoria desde “Cold War” (2008) hasta ahora, hemos escuchado desde Pop pasando por Rock Progresivo hasta ese sonido entre duro y melódico que te hermana con Def Leppard o Whitesnake. ¿Buscas un sonido propio en el que consolidarte o prefieres seguir sorprendiendo a los que te escuchan?

Intento no estancarme en hacer lo mismo una y otra vez, pero siempre dentro de lo que entendemos por unos parámetros de coherencia, es decir, todo siempre en el territorio del Rock y derivados. Nunca escucharás una canción de Ree Kohl que suene a rumba, salsa ni a nada parecido. No todos mis discos son iguales, pero todos tienen mi sello”.

Leer más

1 2 3 68